Gestiona el pago de las facturas de gas tras la instalación de la caldera

Gestiona el pago de las facturas de gas tras la instalación de la caldera

 

Una vez terminamos la instalación de la caldera de gas y contratamos el suministro, podemos empezar a hacer uso del mismo con regularidad.

Sin embargo, con el paso del tiempo, surgen dudas sobre como gestionar la contratación en aspectos tan simples como pagar una factura si no tenemos el recibo domiciliado, o bien, a la hora de cambiar la domiciliación bancaria.

¿Cómo se llevan a cabo estos trámites? A continuación te lo explicamos todo.

Cómo pagar una factura de gas natural

Existen diferentes vías para pagar las facturas de gas natural, cada compañía ofrece una serie de métodos entre los que elegir, siendo los más comunes los siguientes:

Domiciliación de los recibos

Este es el método más recomendado, el pago se realiza de forma automática y no tienes que preocupar de realizarlo antes de que finalice el plazo, que suele ser de 20 días desde que se emite la factura.

Es necesario proporcionar a la comercializadora de gas los datos del titular del contrato, la dirección del suministro y el número de cuenta IBAN para la domiciliación.

Vía telefónica

Para pagar las facturas por teléfono, simplemente es necesario disponer la tarjeta de crédito y llamar a la compañía de gas. Los teléfonos gratuitos de las principales compañías habilitados para esta gestión son:

  • Total Energies: 900 907 000
  • Endesa: 800 760 909
  • Iberdrola: 900 225 235
  • Naturgy: 900 100 251
  • Repsol Luz y Gas: 900 118 866

A través del área de clientes

También existe a la posibilidad del pago online de las facturas a través del área privada de clientes en algunas comercializadoras, o bien, mediante un formulario habilitado para ello.

En este caso también será necesario disponer de una tarjeta de crédito.

Pago en efectivo o mediante un cajero

En muchas ocasiones, los consumidores reciben recibos de luz con un código de barras.

En ese mismo documento se encuentran las entidades bancarias con las que puedes ir para realizar el pago en el cajero automático o en la propia oficina bancaria.

Cómo cambiar la domiciliación bancaria

Cómo ya hemos mencionado, la domiciliación bancaria es la forma más cómoda de efectuar los pagos cotidianos u ordinarios, ya que, una vez queda el recibo domiciliado, el banco es el encargado de proceder regularmente el cargo a cuenta. Todo ello proporciona mayor tranquilidad al cliente.

Tanto si ya tienes domiciliado el pago y quieres cambiar el número de cuenta, como si quieres domiciliarlo por primera vez, debes de saber que es un trámite completamente gratuito.

Para cambiar la domiciliación bancaria con Endesa, se deberá de proporcionar la siguiente documentación, que será la misma en todas las comercializadoras de gas:

  • Código IBAN de la cuenta bancaria dónde se quiera domiciliar los recibos
  • Datos personales del titular del contrato de gas
  • Datos personales del titular de la cuenta bancaria, siempre que no sea la misma persona que figure como titular del contrato

Fuente Selectra