Instalar gas natural en tu vivienda. Pasos a seguir

Instalar gas natural en tu vivienda. Pasos a seguir

Como ya sabrás, en los últimos años los españoles hemos sufrido un gran aumento en los costes de la factura de la luz, convirtiéndose en una prioridad la búsqueda de alternativas que puedan reducir este gasto a final de mes.

En este sentido, la instalación de gas natural es la opción más conveniente, ya que ofrece una solución integral para cubrir las necesidades de calefacción, agua caliente y/o cocina de una vivienda. Asimismo, tiene un precio mucho más asequible que el resto de fuentes como la electricidad, el butano o el propano.

No presenta riesgo para sus consumidores y se considera una energía sostenible al reducir las emisiones de gases contaminantes y la huella de carbono.

Cómo instalar gas natural en una vivienda

Para instalar gas natural en una vivienda, en primer lugar, es imprescindible verificar que la red de distribución abastece la zona dónde se encuentra la propiedad, porque si no, no se podrá disponer de este suministro.

A continuación, un instalador autorizado deberá de llevar a cabo las conexiones necesarias entre el dispositivo receptor de la vivienda y la red de suministro más cercana al mismo, a través de una serie de válvulas y tuberías. Se recomienda solicitar y comparar diferentes presupuestos a la hora de elegir la empresa que se encargará de efectuar la obra.

Se pueden distinguir dos tipos de conexiones para disponer de gas natural dependiendo del tipo del inmueble:

  • La Instalación Receptora Individual (IRI) se llevará a cabo por dentro de la propia vivienda unifamiliar para la propia demanda energética de la misma
  • La Instalación Receptora Común (IRC) conectará un edificio o una comunidad de propietarios para que todas las viviendas que lo deseen, puedan abastecerse al mismo tiempo

Finalizada la obra, será la distribuidora de la zona la encargada de revisar que esta cumple con la normativa vigente y asignará un código de identificación (CUPS) al inmueble para poder contratar el suministro.

Cómo contratar el gas natural tras su instalación

Contratar el gas natural es una gestión muy sencilla. Nos tendremos que dirigir a la comercializadora escogida y presentar la siguiente documentación para la firma del contrato de suministro:

  • Datos del que será el titular del contrato: nombre, apellidos, DNI, contacto
  • Número de cuenta (IBAN) a su nombre para domiciliar el pago de las facturas
  • Código CUPS del gas, previamente facilitado por la distribuidora
  • Dirección exacta de la vivienda
  • Certificado de la Instalación Gasista (CIG) proporcionado por el instalador autorizado al finalizar la obra

La contratación se hará efectiva en un plazo máximo de 8 días hábiles, durante los cuales, un técnico de la distribuidora instalará el contador de gas en el inmueble.

Por último, se abonará el coste del trámite en la primera factura. Este precio representa una serie de derechos que varían en función de la Comunidad Autónoma y del Peaje de Acceso de Gas asignado, siendo en la Comunidad de Madrid los siguientes:

 

Tarifa de acceso Consumo de gas Derecho de acometida Derecho de alta

(Comunidad de Madrid)

RL.1 Hasta 5.000 kWh/ año 87,56 € 75,40 €
RL.2 Entre 5.000 y 15.000 kWh/año 87,56 € 75,40 €
RL.3 Entre 15.000 y 50.000 kWh/año 201,29 € 112,79 €